11.18.2016

Historia

RESEÑA HISTÓRICA DE LA OCULARÍSTICA
El ejercicio de esta especialidad tiene sus inicios en países de Europa como Francia y luego Alemania, y el siglo XVIII marca el principio de la profesión ocularística, tal como se conoce hoy en día. Se utilizaban diferentes materiales para la confección de los ojos artificiales pero el cristal fue el mejor tolerado por los pacientes.
En 1848 el ocularista francés Boissonneau fue quien finalmente formuló el término "Ocularista" para la persona que hacía los ojos y "Ocularística" a la profesión en sí misma. Su labor tuvo fuerte influencia en el desarrollo de esta ciencia en Europa y América, tanto que Boissonneau proveía de prótesis y se movilizaba a diversos pueblos y ciudades de Europa para atender los pacientes.
A comienzos del siglo XIX como resultado de ésta especie de monopolio francés, muchos cirujanos oftalmólogos alemanes comenzaron a buscar un sustituto más económico y de ser posible de fabricación alemana; como consecuencia de esta movida en 1835 en Lauscha/Thuringen surgió un joven llamado Ludwing Müller-Uri, de profesión soplador de vidrio que fabricaba ojos para muñecos quien copiando algunas técnicas de los franceses desarrolló su propio método de pintar los iris. 
Un sobrino de Ludwing Müller, Friedich Adolf Müller que practicaba la profesión desde 1855 logró interesantes progresos en las técnicas y más tarde se radicó en la ciudad de Wiesbaden.
En la actualidad en ambas ciudades de Alemania (Lauscha y Wiesbaden) existen laboratorios cuyos dueños son descendientes de los ocularistas Müller donde aún se fabrican excelentes piezas de vidrio.
video
Ya en el siglo XX, luego de las guerras mundiales Estados Unidos se hizo fuerte en la fabricación de ojos de acrílico, desplazando al vidrio como material.
En 1958 se fundó la American Society of Ocularists (A.S.O) que reúne a los ocularistas de ese país y regula sus actividades.
En Argentina hacia 1950 un óptico alemán el Sr. Klaus Pförtner https://es.wikipedia.org/wiki/Klaus_Pf%C3%B6rtner le dio gran empuje a esta actividad fabricando prótesis primero de vidrio y luego de Polimetilmetacrilato.
En Latinoamérica hasta 1990, en general, no estaba muy difundido el término Ocularista para los que se dedicaban a la fabricación y adaptación de prótesis oculares, pero en 1994 se fundó la A.L.O. (Asociación Latinoamericana de Ocularistas) y, a partir se fue promoviendo el uso de la palabra; ésta institución aunque lentamente sigue creciendo, difundiendo la especialidad mediante cursos y seminarios dirigidos a profesionales de diversos países de Latinoamérica.